miércoles, 29 de octubre de 2008

BIBLIOTECAS.-

La palabra Biblioteca proviene del vocablo griego biblios, que significa libro y theke, que significa lugar donde se guarda una cosa. Pretende reflejar que no es sólo un lugar donde se guardan los libros, sino que también define el "sitio"donde las personas trabajan, leen... investigan en ellos....

Si buscamos la “primera biblioteca de la historia”, la verdad es que es complicado localizarla... se dice que arqueológicamente podría tratarse de la formada en el palacio real de Assurbanipal, con más de 22.000 tablas de arcilla, aunque el título de “primera biblioteca de la historia se lo disputa junto a la de Lagash en Mesopotamia, la de Hattusa, Ittiti, Babilonia y Elba.

La primera biblioteca pública de la que hay constancia en el mundo antiguo es la de Atenas, fundada por Pisistrato en el 550 a.C.






La más famosa de la antigüedad es la Biblioteca Real de Alejandría o Antigua Biblioteca de Alejandría, fue en su época la más grande del mundo. Situada en la ciudad egipcia de Alejandría, se cree que fue creada a comienzos del siglo III a. C. por Ptolomeo I Sóter y que llegó a albergar hasta 700.000 volúmenes. La destrucción de la Biblioteca de Alejandría es uno de los más grandes misterios de la civilización occidental. Se carece de testimonios precisos sobre sus aspectos más esenciales, y no se han encontrado las ruinas del Museo...


Reconstrucción de la sala central de la Biblioteca de Alejandría (tomado de Cosmos de Carl Sagan).

Tras la aparición en Venezia de la primera casa editorial, el número de bibliotecas aumentó hasta nuestros días. La biblioteca pública más antigua de la actualidad es la biblioteca Malatestiana, situada en Cesena, Italia.

Sin duda lo que muchos pensamos es que llegar a nuestra casa, sentarnos en un cómodo sillón y leer un libro es, quizá, una de las actividades más placenteras a que puede aspirar un ser humano. Es agradable hacerlo en invierno cuando hace frío o llueve en el exterior, pero también cuando el calor aprieta en verano.... Para los amantes de la lectura, disponer de una habitación dedicada al libro, es esencial, los libros perfectamente ordenados, un espacio aislado de ruidos, cálidos sofás en los que sentarse… una estancia estéticamente preciosa. Como miniaturista.... deseo que la estancia que he recreado cumpla estos requisitos... Os muestro la estantería de mi “biblioteca”... los libros que presento son auténticos “incunables”.... cubiertas trabajadas e interiores de fimo, cartón o papel... todo hecho a mano...



No hay comentarios:

Publicar un comentario